0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

En los últimos años el promedio de edad de las mujeres que tienen su primer hijo cambió de los 26 a los 30 años.

La maternidad se ha transformado en algo que las mujeres retardan cada vez más, muchas veces por buscar el desarrollo profesional, otras por buscar estabilidad emocional, de pareja o simplemente seguridad económica.

Las razones son diversas, pero es un hecho que las tendencias han cambiado, nuevas técnicas han surgido como la Vitrificación de Óvulos.

En el siguiente artículo conocerás todo lo que implica un embrazo después de los 30 años.

Es común escuchar que tener un primer embarazo después de los 30 años no es muy recomendable, principalmente por el aspecto fisiológico, sin embargo hay muchos factores que van más allá y que intervienen dentro del contexto del embarazo.

Regularmente las mujeres que tiene 30 años o más ya tienen una proyección de su vida profesional y se encuentran equilibradas frente a la decisión de tener hijo y este equilibrio también se traslada a la esfera de la pareja, lo cual implica que están mejor organizados que a los 20 años.

La maternidad a traves de las decadas

Imagen Original: http://img.blogs.es/phillips/wp-content/uploads/2014/10/premama.png

Habitualmente cuando una pareja llega a la madurez ha ahorrado y sus ingresos son mayores. Esto ayuda a que sea mucho más fácil interrumpir por unos meses su vida laboral para poder retomarla más adelante, que una mujer que recién comienza su carrera laboral, además de que la madurez para cuidarse y así aumentar las posibilidades de lograr un embarazo sano son mucho mas elevadas.

Ventajas del embarazo después de los 30 años

A pesar de que el aspecto biológico juega un papel importante en los embarazos después de los 30, también existen factores a considerar, y en cierto modo, podrían considerarse ventajas.

  • La mujer suele afrontar su maternidad con una mejor situación económica.
  • La pareja cuenta con una situación laboral más estable.
  • El bebe suele ser deseado y querido.
  • La pareja suele tener una relación más equilibrada.
  • La mujer madura no tendrá la sensación que tienen muchas madres muy jóvenes de no haber podido desarrollar otras facetas de su vida. En este caso, su bebé no habrá frenado sus sueños, sino por contrario habrá hecho realidad un deseo.

Desventajas del embarazo después de los 30 años

A pesar de que la gran mayoría de los estudios coinciden en que la mejor edad para tener hijos es entre los 20 y los 35 años, debido a que después de ese tiempo los problemas de fertilidad relacionados con la edad aumentan considerablemente. Algunos datos sobre estos problemas son los siguientes:

  • Entre los 30 y 40 años aumenta el porcentaje de abortos espontáneos: entre 30 y 34 años es de un 12%, mientras que entre 35 y 39 años sube a un 18%.
  • Aumenta la posibilidad de tener un embarazo ectópico (embarazo anormal que ocurre por fuera de la matriz (útero).
  • Un 40% de las madres mayores de 35 años tienen sus bebés por cesárea.
  • La probabilidad de concebir un bebé en un sólo ciclo de ovulación es de un 15%.
  • La probabilidad de tener mellizos entre las mujeres de edad, aumenta puesto que al tener mayor edad, aumentan los niveles de folitropina (hormona folículo-estimulante), lo que provoca que se liberen más de un óvulo en un ciclo.

Probabilidades de éxito de un embarazo después de los 30

En un año completo de intentos tus posibilidades de lograrlo serán de alrededor del 90 por ciento. No obstante, a medida que te vas acercando a los 40 tus posibilidades de quedar embarazada dentro de un año de intentos será del 65 por ciento.

Entre los 20 y 29 años el riesgo de aborto espontáneo es de 10%. Mientras que entre los 30 y los 39 años es de 12 a 18 %.

En esta infografía de Clínica de Fertilidad Ciudad de México encontrarás mas información

Fertilidad despues de los 30

Riesgos del embarazo después de los 30

Síndrome de Down

El trastorno más común que suele presentarse en ese rango de edad, es el síndrome de Down, una combinación de retraso mental y anomalías físicas causada por la presencia de un cromosoma 21 adicional. A la edad de 25 años, una mujer tiene una probabilidad entre 1250 de tener un bebé con síndrome de Down; a los 30 años, una entre 952; a los 35, una entre 378; a los 40, una entre 106 y a los 45 una entre 30.

Es por ello que las clínicas de especialidad ofrecen a las mujeres embarazadas de 35 años o más la opción de realizarse una prueba prenatal para determinar si el feto tiene el síndrome de Down o alguna otra anomalía cromosómica.

Aborto espontáneo

Regularmente los abortos espontáneos ocurren durante el primer trimestre de embarazo. La tasa de estos abortos en mujeres mayores es considerablemente mayor que entre las mujeres más jóvenes.

Los estudios demuestran que en las mujeres de menos de 30 años de edad, el riesgo de aborto espontáneo es de entre 12 y 15 por ciento; esta cifra aumenta al 25 por ciento a los 40 años de edad, y es que el hecho de tener una mayor edad, es mayor la incidencia de anomalías cromosómicas las cuales contribuyen al riesgo de aborto espontáneo.

Complicaciones

Los riesgos de una mujer embarazada de alrededor de 35 años de edad que se encuentra sana no son muy diferentes de los de una mujer de entre 20 y 30 años. De hecho estudios de la escuela de medicina Mount Sinai, las mujeres de 35 años o más no tenían más probabilidades de dar a luz un bebé sin vida o un bebé prematuro que aquellas de entre 20 y 30 años, sin embargo si suelen tener más problemas durante el embarazo.

Además son más propensas a sufrir riesgo de diabetes y de alta presión arterial, al igual que tienen un mayor riesgo de tener problemas de placenta y sangrado durante el embarazo. Y en algunos casos las mujeres de entre 35 y 39 años de edad eran ligeramente más proclives a tener bebés con peso bajo al nacer que las mujeres de menos de 30. Sin embargo, este riesgo no pareció incrementarse a partir de los 40 años de edad.

Otro problema común de este rango de edad es el tener la placenta previa, en la que la placenta cubre parcial o totalmente el cuello del útero; y el desprendimiento prematuro de la placenta de la pared del útero. Ambos problemas pueden causar graves hemorragias durante el parto que pueden poner en peligro la salud de la madre y del bebé, pero es posible prevenir estas complicaciones mediante una intervención cesárea.

Consejos para reducir problemas en el embarazo

En la actualidad, las mujeres de más de 30 años de edad que han postergado su maternidad buscan mantenerse un excelente estado de salud, por lo que pueden esperar tener embarazos saludables. De todos modos es importante recordar los riesgos que genera tener un bebé para cualquier mujer. En el caso de mujeres de más de 30 o 40 años de edad, es especialmente importante seguir las reglas básicas para tener un buen embarazo.

  • Consumir ácido fólico, además de vitamina B y lo más recomendable es consumir un multivitamínico especial para esta etapa todos los días, antes y durante el embarazo.
  • Someterse a un chequeo médico antes del embarazo y recibir cuidados prenatales durante el embarazo de manera regular.
  • Consumir una diversidad de comidas nutritivas y alcanzar el peso adecuado antes de concebir, según su altura.
  • No consumir bebidas alcohólicas como licores, cerveza, vino o mezclas de vino con frutas de preferencia antes y durante el embarazo.
  • No fumar durante el embarazo.
  • No utilizar drogas, aun medicamentos que se venden libremente, a menos que así lo recomiendo un médico que sepa que está embarazada.
  • Cuidados durante el embarazo

    Imagen Original: http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/salud/infografias/embarazo_cuidados.jpg

Sin duda alguna existe una gran diferencia al embarazarse después de los 30 pero cómo pudiste leer no todo es malo, tiene diversas ventajas y las estadísticas muestran que las diferencias en los rangos de edad no son tan grandes como podría esperarse. Al final la decisión es tuya y de tu pareja, lo importante es estar seguros y satisfechos con la decisión.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 0 Flares ×