Cuando se está  teniendo problemas de reproducción, y ya una vez realizados los exámenes médicos necesarios, únicamente queda tomar la decisión sobre el mejor método que solucione este padecimiento. Y una de las mejores opciones es la inseminación artificial realizada por expertos de las clínicas de fertilidad puebla.

La inseminación artificial es una excelente opción ya que es un método gestación muy cercano al natural, además no es tan costosa como otros métodos de fertilidad más conocidos, es poco invasiva y manipuladora.

Este tratamiento favorece el proceso reproductivo en mujeres menores de 35 años, con trompas permeables y normales, semen con una adecuada cantidad y calidad, misma que se estudia a través de varios factores, como podremos ver en la siguiente imagen:

Calidad Espermática

Imagen Original de: http://www.agenciasinc.es/Multimedia/Infografias/De-que-depende-la-calidad-del-semen

 La inseminación artificial se recomienda especialmente para los siguientes casos:

  • Esterilidad Masculina: Principalmente cuando existen problemas en la calidad del esperma, obstrucciones que impidan su correcta salida o impotencia sexual.
  • Esterilidad Femenina: En aquellos problemas que impidan la correcta circulación de los espermatozoides en su camino hacia las Trompas de Falopio, lugar donde normalmente se produciría la fertilización.

Por otra parte, la pareja tiene que cumplir una serie de requisitos mínimos para que la técnica tenga ciertas garantías de éxito:

  • REM (Recuento de Espermatozoides Móviles) superior a 5 millones/mililitro.
  • Inexistencia de riesgo de enfermedades como la toxoplasmosis, VIH, Hepatitis B o C.
  • La mujer tiene que tener en perfecto estado, al menos, una de las trompas de Falopio.

Prácticamente el tratamiento consta de 3 fases que son las siguientes:

  • Estimulación Ovárica: La cual conlleva la administración de medicamentos inductores de la ovulación para favorecer la maduración y selección de 2 a 5 óvulos.
  • Capacitación: Donde se hace la preparación y selección estricta de una muestra de semen con el objetivo de mejorar su capacidad fecundante.
  • Inseminación: Y como último paso, se lleva a cabo la colocación de esta muestra de semen dentro del útero.

En la siguiente imagen podemos observar este proceso de una forma más detallada:

Proceso de Inseminación Artificial

Imagen Original de: http://www.papaenapuros.com/tecnicas-de-reproduccion-asistida-inseminacion-artificial

Sin embargo, como toda técnica de reproducción asistida, tiene sus ventajas e inconvenientes que a continuación te enlistamos:

Ventajas:
  • Es una técnica indolora, por tanto, no necesita de ningún tipo de anestesia.
  • El procedimiento es muy sencillo y, en comparación con otras técnicas, muy poco invasivo.
  • Su sencillez tiene una implicación económica directa, es una técnica de bajo costo.
Inconvenientes:
  • Pueden producirse embarazos múltiples (entre el 12 y 30% de los casos), siendo más frecuente en mujeres jóvenes.
  • También se incrementa el riesgo de sufrir un embarazo ectópico.
  • Aunque la probabilidad es baja, pueden sufrirse infecciones o desarrollar alergias a los componentes químicos con los que se trata el semen.
  • En un 20% de los casos pueden producirse abortos naturales, normalmente en las primeras semanas del embarazo.

Esta técnica suele utilizarse durante 4 ciclos ovulatorios, si pasados estos 4 ciclos no se ha conseguido el embarazo, lo más recomendable es probar otro tipo de técnicas más complejas, como la Fecundación In Vitro (FIV) y seleccionar cuidadosamente al especialista en fertilidad al que se va a acudir. Sin embargo, la tasa de éxito para esos 4 ciclos ovulatorios es alta.

La Asesoría Genetica

Por otro lado, puede que tomes la opción de contar con la ayuda de un asesor en genética, regularmente este especialista trabaja con una persona o familia que podría correr el riesgo de transmitir una enfermedad hereditaria a su bebé o tener un embarazo con un resultado anómalo.

Prácticamente la asesoría genética es el proceso en el cual las mujeres y sus parejas aprenden más respecto a:

  • Qué tan probable es que su hijo vaya a tener un trastorno genético.
  • Qué exámenes pueden detectar anomalías o trastornos genéticos.
  • Decidir si les gustaría hacerse exámenes o no.

Para obtener un diagnóstico y asesorar de acuerdo a él, el genetista se apoya en la valoración clínica y en los estudios especializados (exámenes clínicos, radiológicos, de los cromosomas o del ADN) para saber si existe riesgo de que en la familia se pueda repetir o bien presentar por primera vez, alguna malformación congénita o cualquier enfermedad, independientemente que la causa sea o no genética.

Las pruebas genéticas son pruebas de laboratorio que se llevan a cabo tomando pequeñas muestras de saliva, sangre u otros tejidos del cuerpo. Estas pruebas pueden determinaran si la madre, padre o bien  el bebé tienen alguna anormalidad afectando la información.

Los seres humanos tenemos 46 cromosomas, agrupados en pares en cada célula de nuestro cuerpo y estas estructuras están agrupadas dentro de los cromosomas de todos que son las que determinan cada una de las características físicas y biológicas de nosotros, como podemos ver en el siguiente video:

Así es como este especialista ayuda a las personas y familias a interpretar la historia familiar y médica para identificar la posibilidad de recurrencia o aparición de una enfermedad, así como entender y traducir los conocimientos científicos de los diferentes aspectos de las enfermedades hereditarias en información práctica que inclusive podrá ayudar en un futuro a la familia.

En la actualidad se prefiere usar el término asesoramiento genético ya que, más que una sesión de consejos con respecto a un padecimiento de causa hereditaria, recuerda que el asesoramiento genético debe ser un proceso de comunicación que  te brinde herramientas de información suficientes para tomar una decisión adecuada acerca de tu futuro embarazo, así como cuidados al bebé que deberás tener en consideración.

Las personas a las que puede resultarle de mucha utilidad acudir con este especialista son:

  • Aquellas que tienen o piensan que podrían tener un trastorno hereditario o un defecto de nacimiento.
  • Cualquier persona que tenga preguntas sin responder sobre los orígenes de enfermedades o rasgos que vienen de familia, debería consultar a un asesor en genética.
  • Mujeres que están embarazadas o tienen pensado tener un hijo después de los 35 años de edad.
  • Las parejas que ya han tenido un hijo con retraso mental, un trastorno hereditario o un defecto de nacimiento.
  • Las mujeres que han tenido tres o más abortos espontáneos o bebés que murieron al poco tiempo de nacer.

Finalmente, debes recordar que como en todo método de reproducción hay riesgos, sin embargo en la inseminación artificial existen pocos y si se siguen las indicaciones de los médicos al pie de la letra, lo más probable es que todo resulte con éxito.

Fuente: Clínica de Fertilidad Puebla