Debido a tantos cambios sociales que el mundo tiene día a día, sin duda las costumbres, hábitos y deseos de las personas cambian. Actualmente la mujer está teniendo mayor preferencia por el mundo laboral que por la maternidad, y este tema se ha convertido hasta un cierto punto un dilema social. Porque por un lado existe los pensamientos en que cuanto a que el desarrollo profesional debe ser la prioridad pero por otro que no debes tardar en formar una familia.

En cuando mayor sea la edad en la que se busca un embarazo, más complicado será el lograrlo, como lo muestra la siguiente imagen:

Emabarazo por Edad

Y en varias ocasiones estos factores, pueden desencadenar infertilidad psicológica, entonces la pregunta sería ¿Pueden la ansiedad y el estrés social ser responsables de los problemas para concebir? Aunque no existe evidencia científica, los especialistas de las mejores clínicas de fertilidad Puebla, sí admiten que existe relación entre los trastornos psicológicos y la fertilidad.

Algunos datos aportan que el 15% de los casos de infertilidad no se atribuyen a una causa médica definida. Es decir no tienen causa clara, sin embargo, se puede considerar que los problemas para concebir se podrían derivar del estrés o la ansiedad que se genera en las parejas que desean un bebé y  son invadidos por la presión social.

Cabe mencionar que los especialistas en psicología y en reproducción reconocen que la infertilidad y los trastornos psicológicos van a menudo de la mano. Se  han hallado en diversas investigaciones que el estrés sí puede afectar en parte a la fertilidad. Esto debido a que la ansiedad emocional repercute en la función del hipotálamo, una glándula endocrina que interviene en la regulación de los ciclos menstruales. Por lo que podríamos decir, que el estrés puede causar irregularidades menstruales e, incluso, amenorrea (suspensión total de la regla).

Estas investigaciones también apuntan que el estrés puede interferir en el transporte de los óvulos a través de las trompas de Falopio y a la vez alterar el fluido uterino de la sangre, lo que repercute en la fertilidad. Inclusive en el caso de los hombres, los trastornos emocionales pueden afectar al volumen y la concentración de esperma.

De acuedo a los expertos de Clínica de Fertilidad Puebla, los problemas psicológicos de la infertilidad, y los factores de la infertilidad pueden presentarse por distintas fobias, por ejemplo:

  • Miedo al parto, dolor físico que acompaña este proceso, miedo por la salud del bebé y por su propia salud.
  • Miedo a los problemas de la socialización. La mujer teme que el cuidado del niño requiera mucho tiempo, por lo cual ella se verá obligada a renunciar a las reuniones con los amigos, a renunciar a su carrera. No quedará tiempo para cuidarse de sí misma, la vida cambiará por completo, se puede perder “el vínculo con el mundo exterior».
  • Miedo a estar menos atractiva por el embarazo, la mujer teme ganar peso tras el parto, y convertirse en una mujer con sobrepeso.
  • Miedo de perder el trabajo, temor a la pobreza, la mujer teme que al quedarse sin trabajo no podrá mantener a su hijo.
  • Miedo a ser una mala madre. Inclusive la mujer puede llegar a  pensar que no podrá con la maternidad.

Actualmente, para nadie es un secreto el papel que desempeñan las emociones humanas en la concepción de la salud integral y, desde luego, en el desarrollo de las enfermedades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que más del 90% de las enfermedades tienen un origen psicosomático; de hecho, las características de personalidad, el manejo que tenemos de las emociones y la manera de lidiar con el estrés, conflictos, fracasos y frustraciones pueden potenciar o desarrollar diversas enfermedades.

Estos son algunos tips de para saber cómo enfrentarlo:

Enfermedades Psicosomáticas

Los factores que podrían derivar la infertilidad psicológica pueden ser múltiples: problemas psicológicos en la familia, estrés, fallos de la actividad del sistema nervioso.

El siguiente video es una entrevista a una especialista en fertilidad, en el que habla de los factores psicológicos que afectan la fertilidad:

El círculo vicioso en el que se ve la familia a causa de la infertilidad psicológica es muy difícil romper sin la intervención de los especialistas. Mientras más graves son las causas psicológicas de la infertilidad, podría resultar más difícil resolverla, sobre todo para los casos cuando la infertilidad es femenina. Lo más recomendable es acudir a una clínica especializada en estos distintos problemas, en donde se pueda recurrir a ayuda de un especialista.

Cabe mencionar que clasificando  las emociones se destaca la separación en: emociones positivas y emociones negativas. Donde  estas últimas se puede decir que son el estigma de muchas depresiones y traumas y, a su vez, producen un funcionamiento desajustado de los sistemas.

Siendo la salud humana un complejo proceso de adaptación en el que confluyen factores biológicos, psicológicos y sociales, una persona sana debe estarlo tanto en mente como en cuerpo para lograr un embarazo.

Sin embargo, millones de mujeres diariamente enfrentan la infertilidad. Y lo mejor para conocer cuál es la causa de la infertilidad, es importante que se acuda a su médico para que este oriente sobre los estudios médicos que deberá realizarse y de esta forma recomendar el tratamiento más adecuado a sus necesidades.

La decisión sobre el momento para conseguir tratamiento para la infertilidad depende de su edad. Los médicos a menudo sugieren que las mujeres menores de 30 años deben tratar de quedar embarazadas por sí solas durante un año antes de hacerse exámenes.

Las pruebas para determinar la infertilidad incluyen una historia clínica y  exámenes físicos completos de ambos compañeros.

De hecho, actualmente con los grandes avances de comunicación puedes recurrir a formar  parte en grupos de apoyo para personas con inquietudes similares, ya sea en lugares presenciales o por medio de las redes sociales, en donde inclusive pueden encontrar ayuda de especialistas.

La presión de formar una familia puede resultar ser enorme, y la idea de no poder tener niños puede hacer que muchas personas sientan que han fallado, sin embargo los problemas psicológicos de la infertilidad tienen solución, lo más importante es el propósito de querer resolverlos.

Finalmente, recordemos que la mejor arma ante estas situaciones será la actitud y paciencia que tengamos para solucionarlo en conjunto de un especialista. Además, de que en el momento que se decida asistir a una clínica es importante asegurarse que este certificado por la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (REDLARA)  ya que es el único organismo que avala las actividades de médicos y clínicas de fertilidad.

Además que en México, se creó la  Asociación Mexicana de Infertilidad (AMI) donde ofrece muchísima información en su portal web y a la vez organiza conferencias y charlas para explicar en qué consiste la reproducción asistida.

Si tienes dudas o comentarios, te recomiendo consultar con clínicas de fertilidad especializadas. Puedes dar clic en el siguiente enlace para contactar con nuestros expertos a través de la página de facebook de Clínica de Fertilidad Puebla 

Nos vemos la próxima